Social Network

jueves, 12 de julio de 2012

Mosca que sabe contar: Nueva estirpe

Créditos de la Foto: Thomas Deerinck, NCMIR/Getty Images
Las moscas de fruta son ahora la estirpe de moscas que son capaces de contar hasta el número cuatro, los investigadores estadounidenses y canadienses las han desarrollado. Su trabajo aún es preliminar, pero se cree que son los cambios genéticos los que están detrás de la capacidad de los insectos para conocer los números.  La investigación se presento el pasado lunes en el primer Congreso Conjunto de Biología Evolutiva en Ottawa, Canadá. Los genetistas Tristan Long, de la Universidad Wilfrid Laurier en Waterloo, Canadá, y William Rice, de la Universidad de California en Santa Bárbara, han  experimentado tratando de crear insectos inteligentes que sepan contar números. Y la demostración la han logrado con un período de entrenamiento de 20 minutos en el que las moscas fueron expuestas al parpadeo de dos, tres o cuatro flashes de luz. 

Los resultados refuerzan la idea de que los mecanismos neurales que controlan las habilidades aritméticas básicas surgieron hace cientos de millones de años y puede que tal vez ofrezca la clave para entender la razón por la que algunas personas tienen problemas graves con los números, según se publica en Nature News.

El experimento demostrativo fue llevado a cabo de la siguiente manera, después de los flashes de luz mencionados, el segundo y cuarto destello coincidían con una sacudida vigorosa de un cepillo de dientes eléctrico colocado al lado de la caja que contenía las moscas. Y posterior a un descanso, las moscas eran regresadas a la caja y se les exponía a los destellos de luz. Al principio la mayoría de las moscas no eran capaces de aprender a asociar el estímulo negativo con el número de destellos, pero después de 40 generaciones sí lo lograron. 

Los científicos se animan entonces a creer que las especies animales más cercanas al hombre tienen una cierta capacidad para contar. Los chimpancés son una de las especies y algunas otras especies más distantes como las abejas han revelado las habilidades numéricas también lo están las salamandras,  y hasta los peces. 

Al observar la neuro-arquitectura de las moscas y  llegar a conocer cuáles son los genes responsables de su mejora a la capacidad de cómputo, puede llegar tal vez la respuesta a la deficiencia de las personas para aprender y realizar operaciones aritméticas, conocido como Discalculia Humana y según  Trsitán Long en Nature News, las moscas de la fruta podrían ayudar a descubrir los vínculos genéticos de la enfermedad.Ya que desde hace tiempo los neurólogos han especulado que la capacidad matemática humana está construida sobre una base innata que es anterior a la lengua y el razonamiento complejo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada