Social Network

martes, 7 de agosto de 2012

Antártida tuviera bosques tropicales hace 50 millones de años

En un estudio hecho a la Antártida se ha descubierto algo que ya se venía presintiendo según los últimos hallazgos después de una parte importante de deshielo apenas este año, y es que este estudio ha arrojado que en la Antártida hubieron bosques tropicales hace 50 millones de años. El estudio publicado en Nature. Lo cual es demostrado por el polen fosilizado de palmera del fondo marino de la zona. En aquellas épocas la Antártida no tenía hielo pero sí CO2. El equipo de científicos ha señalado que hay posibilidades de que estas condiciones vuelvan a alcanzarse a finales de este siglo, cuando las concentraciones de CO2 se dupliquen.

La Antártida no tenía hielo. La reconstrucción del clima del Eoceno demuestra además que el interior de la Antártida era menos cálido. Según los análisis había bosques de Araucaria, los que son similares a los encontrados en Nueva Zelanda. Los restos de polen fosilizado recuperado del fondo marino de la Antártida han confirmado la presencia de bosques tropicales muy diversos en la zona hace unos 50 millones de años.

Araucaria
Los científicos de la Universidad de Goethe y del Centro de Investigación del Clima y Biodiversidad en Frankfurt, Alemania, analizaron muestras de rocas obtenidas de perforaciones en el fondo del mar de Tierra de Wilkes, cerca de la Antártida, una región que es especialmente importante en la investigación del clima. Los restos analizados pertenecen a palmeras con 50 millones de años.

Se demuestra que el clima en la configuración de las tierras bajas a lo largo del Tierra de Wilkes costa (a un palaeolatitude de aproximadamente 70 º sur) apoyó el crecimiento de las muy diversas, casi los bosques tropicales se caracterizan por mesotermal de Megatermal elementos florales, incluyendo palmeras y Bombacoideae. En particular, los inviernos eran muy leves (más caliente que 10 ° C) y esencialmente libre de heladas a pesar de la oscuridad polar, lo que proporciona una nueva restricción importante para la validación de los modelos climáticos y para la comprensión de la respuesta de los ecosistemas de altas latitudes terrestres de dióxido de carbono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada