Social Network

viernes, 1 de febrero de 2013

Fallece Rubén Bonifaz Nuño poeta mexicano

El poeta, ensayista y traductor mexicano Rubén Bonifaz Nuño falleció esta tarde en la Ciudad de México a sus 89 años de edad. La noticia fue dada a conocer a través de redes sociales por  el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y se espera un homenaje. Está confirmado un homenaje para el poeta en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) y se espera la confirmación de su familia para una ceremonia de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes.

Rubén Bonifaz Nuño nació en Córdoba, Veracruz y estudió derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) entre 1940 y 1947. Además de haber sido profesor en la Facultad de Filosofía y Letras y en el que recibió un doctorado en Arte y Cultura Clásica.

Bonifaz Nuño ha sido recordado en varias generaciones ya que al ser traductor publico las obras de Catulo, Propercio, Lucrecio: De la natura de las cosas, Píndaro, Ovidio: Metamorfosis, Arte de amar y Remedios del amor, Lucano, Virgilio: La Eneida y las Geórgicas, Julio César: Guerra gálica, Cicerón: Acerca de los deberes y otros autores clásicos al español.



Su traducción de 1973 de la Eneida fue aclamada por la crítica. Desde 1963, el doctor Bonifaz Nuño fue académico de número de la Academia Mexicana de la Lengua, y fue miembro de la Asociación Internacional de Hispanistas (1977), presidente de la Sociedad Alfonsina Internacional (1985), miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM y de la Academia Latinitate Fovendae de Roma y desde 1972 miembro de El Colegio Nacional.  Algunas de sus obras son Fuego de pobres, Siete de espadas, El ala del tigre, As de oros, El corazón de la espiral, Pulsera para Lucía Méndez, Del templo de su cuerpo y Trovas del mar unido, por mencionar algunas.

El día de hoy se lamenta la pérdida de este poeta mexicano cuyo trabajo fue tan fundamental para diferentes generaciones, gracias a sus traducciones, al manejo de sus fantasías hechas poesía y por nunca dejar de ser niño en el fondo de su corazón.

Les dejamos con un poema de su autoría, PARA LOS QUE LLEGAN A LAS FIESTAS


PARA LOS QUE LLEGAN A LAS FIESTAS

Para los que llegan a las fiestas
ávidos de tiernas compañías,
y encuentran parejas impenetrables
y hermosas muchachas solas que dan miedo
 —pues uno no sabe bailar, y es triste—;
los que se arrinconan con un vaso 
de aguardiente oscuro y melancólico, 
y odian hasta el fondo su miseria, 
la envidia que sienten, los deseos; 

para los que saben con amargura 
que de la mujer que quieren les queda 
nada más que un clavo fijo en la espalda 
y algo tenue y acre, como el aroma 
que guarda el revés de un guante olvidado; 

para los que fueron invitados 
una vez; aquéllos que se pusieron 
el menos gastado de sus dos trajes 
y fueron puntuales; y en una puerta 
ya mucho después de entrados todos 
supieron que no se cumpliría 
la cita, y volvieron despreciándose;

para los que miran desde afuera, 
de noche, las casas iluminadas, 
y a veces quisieran estar adentro: 
compartir con alguien mesa y cobijas 
vivir con hijos dichosos; 
y luego comprenden que es necesario 
 hacer otras cosas, y que vale 
 mucho más sufrir que ser vencido;

para los que quieren mover el mundo 
 con su corazón solitario, 
 los que por las calles se fatigan 
 caminando, claros de pensamientos; 
 para los que pisan sus fracasos y siguen; 
para los que sufren a conciencia, 
 porque no serán consolados 
los que no tendrán, los que no pueden escucharme; 
 para los que están armados, escribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario