Social Network

jueves, 12 de abril de 2012

Apple y cinco editoriales demandados por el Departamento de Justicia de EUA

Cinco editorial estadounidenses junto con Apple han sido demandados por el  Departamento de Justicia de Estados Unidos por impedir la libertad de precios en la venta minorista de libros electrónicos y conspirar para fijarlos. Al anunciar la demanda, el departamento aseguró que la conspiración incluyó "esquemas para limitar a Amazon las posibilidades de ofrecer rebajas en los libros electrónicos", en perjuicio de sus clientes. Aunque las últimas noticias señalan que tres casas editoriales alcanzaron un acuerdo con las autoridades de libre competencia en Estados Unidos. Estás casas editoriales son Hachette Book Group USA, HarperCollins Publishers L.L.C. y Simon & Schuster Inc.

La gravedad de las acusaciones apunta a que muchos consumidores han tenido que pagar de más el precio de un libro electrónico (e-books) lo que se traduce en "millones de dólares de ganacias". La demanda aún está vigente para Apple y  Holtzbrinck Publishers (Macmillan) y Penguin Group USA.

Un portavoz de Amazon, citado por The New York Times, aseguró: "Esta es una gran victoria para los propietarios de Kindle (el libro electrónico de Amazon), y esperamos que podamos bajar más los precios de los libros". El acuerdo tendría como objetivo combatir la política de bajos precios del gigante estadounidense de distribución en línea Amazon y su resultado fue que "los usarios de libros electrónicos pagaron decenas de millones de dólares de más" en sus compras. Según el texto, las casas editoriales "compartían el objetivo con Apple de limitar la competencia de precios en ventas al público de libros electrónicos".

Hachette Book Gruop ha declarado no haber cometido ninguna acción delictuosa: "Después de una cuidadosa consideración, Hachette Book Group ha, de mala gana, accedido a incorporar la propuesta de reglamento por el Departamento de Justicia de  los Estados Unidos y está en camino de resolver su disputa con los Fiscales Federales (Estado del Fiscal General). Hachette Book Group ha participado en un acuerdo para fijar los precios de los libros electrónicos de manera ilegal y no reconoce ninguna actividad criminal. La adopción unilateral del contrato de mandato por Hachette Book Group era el de facilitar la entrada de nuevos distribuidores en el mercado, para aumentar el número de minoristas en el mercado y la fuerza de bien económico".

Seguramente las demás editoriales habrán llegado a acuerdos, ya seguiremos informando cuales serán las acciones ejercidas por Apple y las otras dos editoriales sobre estas acusaciones. Todo esto tras anunciar la nueva tienda en línea de Amazon en español para libros electrónicos y el nuevo guante que ayuda a los sordociegos a leer libros de está naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario