Social Network

jueves, 23 de agosto de 2012

Soporte ventricular hecho en México ayuda a paciente: Corazón Artificial

Un “sistema de soporte ventricular universal neumático”, fue el implantado al profesor universitario Sergio Ortiz Gama también llamado el artefacto como corazón artificial.  Moisés Calderón, director general del área de Cardiología del Centro Médico Siglo XXI, quien aparece en la fotografía, declara que México  se ubica “en las grandes ligas” y aseguro que esta hazaña “es como haber construido un avión, aunque esto respalda 20 años de trabajo de un grupo de mexicanos que ha estado inmerso en la materia”. Sergio Ortiz fue sometido a la intervención de apoyo ventricular el 7 de agosto , Sergio Ortiz cuenta con 48 años, y fue candidato debido a que presentó un infarto masivo en el lado derecho de corazón y para apoyar la continuidad de la irrigación sanguínea del corazón fue necesario colocar este sistema.

En México se llevo a cabo una operación que ha hecho alargarle la vida al profesor Sergio Ortiz, al haberle dado  el que llaman sistema de soporte ventricular universal y que en la conferencia de prensa,  se informo que la intervención quirúrgica duró 3 horas con un procedimiento totalmente innovador beneficiando con este implante del sistema de corazón artificial a aquellos derechohabientes que requieren de un trasplante de dicho órgano, pues mediante esta técnica se mantiene en condiciones óptimas al paciente en tanto se encuentra un donante. Guadalupe Salazar la esposa de Sergio, dijo que que él ya padecía diabetes y recibía tratamiento, practicaba fútbol hasta que tuvo el infarto, que la tomó a ella y a sus dos hijos por sorpresa.

“Los médicos han hecho un trabajo maravilloso, los cuidados que le tienen y todo es cuestión de tiempo, ver cómo él puede ir evolucionando, las consecuencias que tiene una cirugía son difíciles, pero mi esposo está en las mejores manos”

El soporte ventricular es un método que se recomienda usar en pacientes con infarto masivo. Este implante se encuentra en un saco de silicon con válvulas que hacen que el flujo sea unidireccional y va inmerso en una cápsula que está controlada por una computadora que le inyecta aire a determinada presión. También contribuye a que el paciente recupere en mayor medida el funcionamiento de su corazón para retirar posteriormente el sistema y que ya fortalecido pueda continuar con su vida con un órgano más fuerte que al inicio. Sergio ha recuperado casi el 50 % de la función de su ventrículo derecho afectado en tan sólo 11 días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada